Etiquetas

, , , ,

Las prestaciones a cargo del Fondo de Garantia Salarial (FOGASA) no han dejado de crecer desde 2006. El BOE publica hoy las cuentas de 2011 del organismo, cuya finalidad es abonar los salarios e indemnizaciones por despido a los trabajadores de empresas declaradas insolventes o en concurso de acreedores. El año pasado se destinaron casi 1.500 millones al abono de estas prestaciones.

En 2006 la misma partida sumaba poco más de 300 millones de euros, pero desde entonces las prestaciones de este organismo, debido al aumento de los concursos y, en paralelo, de los despidos, no ha parado de crecer, como se observa en el siguiente gráfico, que compara los gastos de 2006, 2007(380 millones), 2008 (430 millones), 2009 (833 millones), 2010 (1286 millones) y 2011.

Anuncios