Etiquetas

, , , , ,

  • Incluye la vigilancia de diez centros, que se reparten entre Ombuds y Eulen
  • Durante 2012 y 2011 se contrató el mismo servicio por un precio similar

El Ministerio de Defensa ha contratado a dos empresas de seguridad privada para que se encarguen, durante 2013, del servicio de vigilancia con armas en hospitales y centros sanitarios militares. El contrato, que estaba presupuestado en 3.668.390 euros, costará finalmente 3.331.624 euros, e incluye la seguridad de diez centros sanitarios dependientes del ministerio en Madrid, Córdoba, Burgos, San Fernando, Ceuta y Melilla. El lote más importante es el que corresponde al Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla en Madrid, donde este servicio externo cuesta más de un millón de euros.

La adquisición externa de este servicio no es nueva. El BOE recoge adjudicaciones casi idénticas para la seguridad de estos centros durante 2011 y 2012, en ambos casos bajo gobierno socialista. El precio era muy similar: 3.710.740 euros presupuestados para 2012 y 3.744.729,49 para 2011, aunque finalmente se cerraron los contratos por 3.268.814,25 y 3.200.115,8 euros, respectivamente.

NOMBRES IMPORTANTES EN LAS EMPRESAS ADJUDICATARIAS

Las empresas adjudicatorias son Ombuds y, en menor medida, Eulen. La primera se lleva ocho de los diez lotes, lo que suma casi tres millones. La segunda se quedan con algo más de 373.000 euros. El consejero delegado de Ombuds es Rodrigo Cortina López, hijo de Antonio Cortina Prieto, que consta como apoderado de la firma y que estuvo muy vinculado a Fraga durante los primeros pasos de Alianza Popular (AP). El hermano de Antonio Cortina y, por tanto, tío de su hijo Rodrigo, es Jose Luis Cortina, comandante del Cesid el 23-F, detenido y encarcelado por su participación en el golpe de estado, aunque finalmente fue absuelto por un tribunal militar.

Entre los consejeros de Ombuds también se encuentra Antonio Eraso Campuzano, de familia noble (a su enlace en enero del 66 acudieron ministros -entre ellos Carrero Blanco-, embajadores, condes, marqueses y hasta el rey Humberto de Italia) y amigo  del rey Juan Carlos, con quien compartió infancia en Estoril gracias a la amistad que unía a sus padres con los Condes de Barcelona.

El hermano de Antonio Eraso, Eduardo, es uno de los 71 imputados por el caso Gürtel. Según la policía, Eduardo Eraso colaboró con Correa para desviar las ganancias de la trama a Suiza. Sólo en 2004, según las mismas fuentes, habría sacado de España 18 millones de euros y él se habría embolsado 270.000 euros por estos servicios.

Eulen, la otra empresa adjudicataria, cuenta en su plantilla con Micaela Nuñez Feijoo, hermana del presidente gallego. Esta relación ya fue denunciada a cuenta de unas adjudicaciones de la Xunta a la empresa, que se defendió argumentando que Micaela era directora provincial en Ourense y Pontevedra y que no había trato de favor hacia la empresa, que había visto rebajados sus ingresos por contratos públicos en los últimos tiempos.

En la adjudicación de este contrato para 2012, la empresa Esabe se llevó ocho de los diez lotes. Su cúpula fue detenida el pasado mes de diciembre por fraude a la seguridad social, entre otros delitos.

Buenas tardes.

Anuncios