Etiquetas

, ,

  • El Gobierno ha presupuestado 1.688.924,15 euros para este servicio

El BOE recoge hoy el anuncio de licitación del servicio de comedor y cafeterías del Palacio de la Moncloa. En total, el Gobierno planea gastar un máximo de 1.688.924,15 euros en este contrato. La empresa que resulte adjudicataria será la encargada de gestionar los comedores autoservicio y cafeterías de los distintos edificios del complejo durante cuatro años (de junio de 2013 a mayo de 2017).

La licitación está compuesta por dos partes: el servicio de restauración en sí mismo y la “atención y limpieza” de las cafeterías, cocinas y office de los edificios. La primera pata del contrato estima que la empresa adjudicataria se embolsará unos 360.000 euros anuales con el cobro de los productos a los usuarios del servicio. Esto es, esta parte no sale de los presupuestos. La segunda parte del contrato es la que hace más atractiva la licitación y la que compensa a la firma para poder ajustar los precios de venta al público: más de un millón y medio de euros que, esta vez sí, salen directamente de los Presupuestos Generales del Estado.

Los usuarios del servicio son los trabajadores de cualquier rango adscritos a Presidencia del Gobierno y el Ministerio de Presidencia, sus acompañantes y visitantes y el personal de empresas que estén realizando servicios en La Moncloa. Para todos ellos, el Gobierno establece un precio máximo por menú diario de 6,60 euros, una cantidad que las empresas que se postulen deberán rebajar para poder obtener una mejor puntuación en la adjudicación. Deberá contar con primero, segundo, bebida, pan y seis opciones de postre, el mismo precio y las mismas características que el obligatorio menú de régimen que también se debe ofertar. El menú reducido costará, como máximo, 4,10 y 5,60 euros, según el tipo. Muy distintos son los menús de protocolo, que irán de los 24 a los 36 euros como precio máximo.

Los desayunos de café y tostada, pasta o churros (5 unidades) no podrán superar 1,60 y, si le añadimos un zumo de naranja, 2,50 euros. Entre esos topes que marca el Gobierno a las empresas en los pliegos técnicos también encontramos que el café (con leche o sólo) no podrá costar más de un euro; la caña, 1,05 y la botellita de vino de 16 cl (que deberá ser Rioja, Penedès o Valdepeñas), 1,25 euros. El bocadillo de calamares tendrá un coste límite de dos euros y el de tortilla de patatas, 1,45. Además, se establecerán unos vales para los trabajadores que incluirán descuentos de, al menos, el 10 y 20% del precio.

Una curiosidad: en La Moncloa está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas, excepto vino y cerveza.

Buenos días.

Anuncios