Etiquetas

,

  • El boletín recoge la convocatoria de 47 puestos mediante este sistema
  • Se utiliza para adjudicar puestos de responsabilidad a funcionarios
  • El Consejo está formado por ex diputados y altos cargos de PP, PSOE y CiU

El BOE de hoy recoge la convocatoria de 47 puestos por el sistema de libre designación: los aspirantes envían su curriculum y el encargado del departamento elige a quien ocupará el puesto según su propio criterio y sin concurso público. Este sistema se utiliza para adjudicar puestos a funcionarios de carrera, esto es, personal que ya aprobó unas oposiciones de ingreso pero al que se le nombra para un puesto concreto -un ascenso o cambio de trabajo- a dedo.

Pero, ¿qué cargos se pueden nombrar mediante este sistema? El reglamento deja la puerta abierta a casi todos (atentos al final de la cita): “Sólo podrán cubrirse por este sistema los puestos de Subdirector general, Delegados y Directores territoriales, provinciales o Comisionados de los Departamentos ministeriales, de sus Organismos autónomos y de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social, Secretarías de Altos Cargos de la Administración y aquellos otros de carácter directivo o de especial responsabilidad para los que así se determine en las relaciones de puestos de trabajo.”

Entre las convocatorias publicadas hoy encontramos, por ejemplo, 18 directores territoriales de comercio. En casos como este el debate está en qué cargos deben calificarse de confianza o especial responsabilidad y cuáles, por su carácter técnico, deberían ser evaluados mediante un concurso público. Este debate se recrudece si atendemos, por ejemplo, a la convocatoria de dos puestos en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), del mismo boletín: un subdirector de ingeniería y un jefe de proyecto de central nuclear.

Tal y como marca la convocatoria, podrán acceder funcionarios del Grupo A1 (licenciados) adscritos a la administración A4: personal funcionario del propio Consejo de Seguridad Nuclear pero, también, de la Administración del Estado en general. La elección de los candidatos a cubrir las plazas dependerá -al menos formalmente- de Fernando Martí Scharfhausen, Ingeniero de Minas, quien fue secretario de Estado de Energía en el Ministerio de José Manuel Soria hasta que fue propuesto por el PP y nombrado presidente el pasado 21 de diciembre. Durante más de 12 años había sido vicepresidente de la Comisión Nacional de la Energía y ha desarrollado buena parte de su carrera en empresas como Repsol.

De hecho, el concejo del CSN está formado por cinco miembros, de los cuales tres han sido diputados y dos han ejercido altos cargos, en un caso paradigmático del reparto de sillas en órganos que deberían ser independientes entre PP, PSOE y, en este caso, CiU. Además, la secretaria general del CSN, María Luisa Rodríguez López es una abogada proveniente del consejo de Telefónica sin conocimientos técnicos conocidos sobre la seguridad nuclear y nombrada por Real Decreto el pasado mes de abril.

La elección por libre designación de los puestos convocados hoy se ajusta, a simple vista, a la normativa vigente. Pero cabría preguntarse si a la hora de valorar las aptitudes de un funcionario para un puesto de “especial responsabilidad” y de carácter técnico, como en estos casos, no deberían medirse bajo los criterios objetivos que implica un concurso público en lugar de a través del nombramiento a dedo.

Buenos días.

Anuncios