• El gasto ha sido superior al presupuestado, que era de 9,5 millones
  • La Casa Real celebró durante ese año menos actos de los previstos
  • A esa partida hay que sumar lo que gastan otros ministerios

El BOE de hoy recoge las cuentas de Patrimonio Nacional de 2012. La entidad, con un presupuesto total de casi 120 millones, es el organismo público que custodia los bienes de titularidad del Estado afectados al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Real Familia. Eso sí, no sólo se encarga de mantener y gestionar las casas en las que residen el rey y el príncipe, sino también palacios reales como el Alcázar de Sevilla, por ejemplo, y las colecciones de arte que acogen y que pueden ser visitadas por ciudadanos y turistas (2.586 personas acudieron a los museos y 72.750 a las exposiciones temporales).

El escaso nivel de desglose no permite conocer el importe exacto que se destinó al mantenimiento de las residencias reales, pero sí detalla el gasto destinado a preparar recepciones, audiencias y otros eventos vinculados a la Casa Real. Lo hace bajo el epígrafe ‘Servicios a la Corona y actos de Estado’, presupuestado en 9,5 millones y que finalmente costó casi 12 millones.

Este desvío del presupuesto no se justifica por el aumento de actos celebrados, ya que en realidad la Casa Real acogió menos eventos (64) de los previstos para ese año (110). En concreto, se organizaron tres recepciones (estaban presupuestadas siete), seis audiencias civiles (una más de las cinco que preveyeron), seis audiencias militares (de 10), cinco presentaciones de credenciales de embajadores (de siete), ninguna visita de jefes de estado (de siete), dos cenas de gala (de siete), 16 bajo el título ‘otros actos al servicio de la corona y la real familia’ (de 25) y 26 descritos como ‘otros actos de estado’ (de los 42 presupuestados).

Estos servicios a la Corona incluyen, por ejemplo, el gasto en flores para esas recepciones. El mantenimiento de los palacios y la organización de este tipo de eventos, a cargo de Patrimonio Nacional, es uno de los gastos de la Corona no imputables a su presupuesto, que de hecho es mucho menor: 8,2 millones en 2012. De esas cuentas tampoco salen los más de seis millones que Presidencia destina a para pagar a los funcionarios que trabajan para Zarzuela. El gasto real de la Monarquía en España, que no está desglosado y es opaco en la mayoría de los casos, también se sufraga desde los ministerios de Defensa (como el mantenimiento de los caballos de la Guardia Real), Exteriores e Interior, entre otros.

Buenos días.

Anuncios