• Es la segunda multa más alta tras la del expresidente, que fue de 155.000
  • Ambos son clérigos y han sido sancionados por infracciones muy graves

Tras el rechazo de su recurso por parte de la Audiencia Nacional el pasado mes de abril, el Banco de España ha impuesto de forma definitiva la multa a Fernando Cruz-Conde, exvicepresidente de Cajasur. En total, por tres infracciones muy graves, el clérigo deberá pagar un total de 122.000 euros (20.000 menos que los estimados entonces).

La sanción más elevada se impone por la falta de controles internos en la entidad, que puso en riesgo su solvencia. También ha sido multado por el incumplimiento de las provisiones marcadas por el Banco de España y por no asegurarse de que los recursos propios cubrieran el riesgo.

En 2010, después de que la junta frenara la fusión con Unicaja, Cajasur fue intervenida: el FROB inyectó en la entidad más de 500 millones de dinero público. Poco después, BBK se hizo con la caja andaluza.

La multa a Cruz-Conde es la segunda más importante impuesta por el Banco de España a los exgestores de la entidad, por detrás de la de su presidente: el también clérigo Santiago Gómez Sierra, de 155.000 euros, firme desde agosto de este año. Uno de los vocales del consejo de administración de la entidad, Miguel Contreras, recibió también en agosto la confirmación de su sanción. Se da la circunstancia de que Contreras es, en la actualidad, director de la empresa municipal de vivienda de Sevilla.

Buenos días.

Anuncios